Empoderamiento femenino en los negocios: la era de las mujeres

Empoderamiento femenino en los negocios: la era de las mujeres

Siglos atrás el rol de la mujer era poco relevante, hoy en día el empoderamiento femenino en los negocios es tendencia. No contaban con oportunidades laborales y eran omitidas de participar en política de su propia comunidad.

En la segunda guerra mundial, las mujeres empezaron a notar su valor especial, tanto para sus familias, como para la sociedad en general. A partir de esa fecha su lucha se ha vuelto más intensa con la intención de generar más equidad, derechos, y oportunidades.

¿Cómo están las mujeres en el entorno empresarial?

Es de suma importancia, potenciar y enfocar toda la atención en las empresas qué estén dispuestas a diversificar su plantilla a través de la implementación de buenas prácticas. También, es importante aumentar la cultura integral en pro de la igualdad de género. De acuerdo con la revista Fortune500 en una edición del 2021 arrojó un resultado preocupante y es que solo 41 empresas tienen como CEO a mujeres. Es decir, sólo el 8% de las compañías más grandes del mundo son lideradas por el género femenino.

Somos fieles creyentes de que, para poder lograr de la mano un futuro igualitario, y materializarlo, es necesario un trabajo a través del empoderamiento femenino en los negocios. En ese orden de ideas, creemos que todas las personas deberían vivir la experiencia de poder trabajar con una empresa preocupada por la igualdad, sin importar que sean hombres o mujeres, que busquen el esfuerzo, el compromiso, y la pasión para que esto se pueda ver reflejado en el crecimiento personal y profesional de todos sus empleados.

¿Cuáles son las cualidades de una mujer empoderada dentro de los negocios?

Empoderamiento femenino en los negocios

Ejercen un modelo propio de liderazgo

Son las mujeres las que no siguen patrones de liderazgo tradicionales, ellas poseen la capacidad de encontrar su propia forma de inspirar y motivar equipos. Además, el liderazgo en las mujeres se suele asociar a modelos de trabajo con una mayor orientación hacia las demás personas, la expresividad, la cercanía, la cooperación, y la resiliencia.

El liderazgo femenino, está ocupando el centro de las políticas empresariales como un nuevo pilar de la cultura organizacional. Los resultados son sorprendentes, apostar por una estructura inclusiva ha estado mejorando las relaciones humanas en muchas empresas. Esto ha permitido convertir un trabajo más justo y equitativo para muchas personas.

Saben comunicar

Entre sus habilidades, se encuentra la comunicación, la negociación, la persuasión. Una mujer empresaria es capaz de transmitir con mucha facilidad su mensaje y hace entender sus ideales. 

Muchas mujeres, han dedicado su tiempo, su valentía y coraje para crear sus propios negocios. Este tipo de acciones, representan a una mujer empoderada quien tiene la capacidad de ser dueña de sus propias acciones, retos, y lideran sus vidas enfrentando cualquier circunstancia imprevista.

Son influyentes

El empoderamiento femenino en los negocios se contagia. Estas mujeres, cuentan con aptitudes profesionales que les permite desarrollar su propio camino. Ellas conocen sus habilidades, talentos, corazón, y mente. Emplean todas estas herramientas para mejorar su vida, y la de las personas con quienes se rodean.

Su compromiso comunitario, les permite no dejarse llevar por la opinión pública ni por las modas. Forman sus opiniones cuidadosamente y se basan en los hechos. Están preparadas para cambiar de opinión, si existen hechos objetivos que lo justifiquen. No se dejan influenciar por lo que piensen los demás.

En este grupo de mujeres influyentes, son las que siempre se están preguntando, “¿y sí…?” o “¿por qué no?”. No poseen ningún temor a desafiar la sabiduría popular y no trastocan las cosas solo por ser perturbadoras, lo hacen para mejorar.

Dominan los conflictos

Muchas personas tienden a posicionarse en dos extremos cuando se trata de conflictos. Algunos son pasivos y evitarán a toda costa, cualquier discrepancia o enfrentamiento con otra persona. Otros, buscan el conflicto de forma agresiva, pensando que es un método para ganar poder.

Las personas que saben asumir un conflicto entienden cómo enfocarlos de una manera directa, asertiva, y constructiva. Básicamente, ejercen un perfecto dominio de su inteligencia emocional.

Ellas no van a reaccionar de manera emocional o de una manera defensiva ante las opiniones de los demás, por el contrario van agradecer con mucha humildad y aceptan esto de todo corazón porque saben que somos humanos y podemos cometer un error. Lo que realmente les preocupa, son los resultados finales.

Son conscientes de sus fortalezas y debilidades

Es injusto pensar que, una persona influyente y empoderada nunca va a pedir ayuda. Solicitar ayuda cuando no hay claridad de cómo hacer algo, o cuando no se puede concretar por uno mismo, esto no es un signo de debilidad, esto es un signo de fortaleza.

Es mejor transmitir el mensaje de que no somos tan inseguros, como para poner el ego por encima de una misión por cumplir. Hay que tener mucha autoestima y humildad para reconocer que, en ocasiones, pedir ayuda es crucial y de suma importancia. No hay nada peor que seguir el camino equivocado. Cuando una persona está demasiado avergonzada u orgullosa para admitir que no sabe lo que está haciendo puede cometer graves errores.

Creen en sí mismas y en los demás

Empoderamiento femenino en los negocios

Una mujer empoderada siempre espera lo mejor de ella misma y las demás personas de su entorno. Ellas son fieles creyentes de sus capacidades físicas y mentales para alcanzar todos sus sueños y metas. Además, creen ciegamente en que nada está fuera de su alcance, y esa fé ayuda a inspirar a otras personas para que también lo den todo y puedan conseguir sus objetivos.

La seguridad en ellas mismas es fundamental para sentir que pueden controlar todas las pruebas que la vida les ponga enfrente. Cuando existe seguridad en una persona, es más fácil relacionarse con los demás, simpatizar, y dar lo mejor de uno mismo, para aprovechar cualquier oportunidad sin arrepentimientos.

La autoconfianza le permite a cualquier persona superar los eventuales fracasos, tropezar, caer, y levantarse con mucha más fuerza y valentía para seguir intentándolo. Es importante reconocer que, cuando no existe esa autoconfianza se va a perder la motivación, animarse a probar cosas nuevas, y entablar nuevas amistades.

Convierten sus debilidades, en fortalezas

Convertir una debilidad en una fortaleza, suele necesitar un poco de creatividad. El primer paso es reconocer cada una de nuestras debilidades, a partir de ahí, se puede empezar haciendo una lista. Después, se debe identificar cuáles de ellas comparten una característica en común y el resultado será esa debilidad.

Una mujer influyente y empodera, reconoce que pedir opiniones al círculo social más cercano es una buena idea, esto le permite recibir críticas constructivas, comportamientos, y patrones a mejorar. A veces, es difícil reconocer nuestras debilidades y esto nos confunde para poder identificarlas de manera objetiva.

¿De qué manera han influido las mujeres en el mundo y en los negocios?

Veamos unos claros ejemplos de empoderamiento femenino en los negocios. Una vez más, estas historias motivan a más mujeres a incursionar en los negocios.

Carolina Herrera

Esta lista empieza con uno de los más grandes casos de éxito en el mundo empresarial. ¿Quién no ha escuchado el nombre de Carolina Herrera? esta diseñadora de nacionalidad venezolana es una de las mujeres más reconocidas a nivel mundial. 

Desde muy pequeña Carolina mostró mucho interés por la moda, sin embargo, fue hasta sus 41 años de edad, donde incursionó en el diseño y la moda internacional. En 1981 fundó su propia casa de modas en Estados Unidos, a partir de su nombre ha creado un emporio de ropa, perfumería, y maquillaje donde ha destacado la elegancia y sofisticación de la mujer. 

Jimena Flórez

Empoderamiento femenino en los negocios

La Colombiana Jimena es un gran ejemplo de empoderamiento femenino en los negocios.  Esta mujer es una de las emprendedoras más reconocidas en latinoamérica. Es la fundadora de Chaak Healthy Snacks, una empresa que elabora alimentos saludables que se exportan a los Estados Unidos.

Con este emprendimiento, ella ha podido transformar los hábitos alimenticios de 90.000 niños en dicho país mencionado. A la misma vez, apoya y exhorta a los campesinos colombianos a mantener una agricultura sostenible con el medio ambiente. Por su impacto social, ha sido galardonada por el expresidente Barack Obama y ha celebrado acuerdos con organismos de salud pública, y con escuelas en estados unidos y Colombia.

Lupina Iturriaga

Lupina Iturriaga, es una mujer española muy creativa, y visionaria que aprovechó las ventajas de la era digital para transformar un problema en una gran oportunidad. Esta mujer es la cofundadora y directora deFintonic.

Fintonic, es una app que tiene que ver con las finanzas personales, préstamos, y asesoramiento económico creada en el año 2012 durante la recesión económica española. El propósito de esta mujer emprendedora e influyente es facilitar la gestión del dinero, para que sus usuarios puedan cumplir con mucha facilidad sus metas de ahorro.

Esta mujer de nacionalidad española ha logrado construir un negocio con más de 760.000 cuentas registradas en España, Chile, y México. Su trabajó tuvo tanto éxito que, en 2015 recibió el premio Google a la innovación móvil en la categoría de finanzas.

El rol femenino es clave en los negocios, por eso las mujeres empresarias están creciendo exponencialmente.

Juntos construimos más igualdad de oportunidades en los negocios, en Creango ya nos comprometimos ¿y tú?

Te invitamos a que te unas. Agenda una cita en nuestra web para realizar un diagnóstico del ecosistema digital de tu empresa

Compartir

Suscríbase a nuestro boletín para recibir información actualizada, noticias, conocimientos o promociones.

Artículos relacionados